Adaptabilidad a la Industria 4.0: cuestión de supervivencia

Adaptabilidad a la Industria 4.0: cuestión de supervivencia

Es incuestionable que tanto la tecnología como el mercado laboral están cambiando a un ritmo exponencial. El gran reto de la industria 4.0  inquieta a la sociedad y por ello muchos medios escriben acerca de las ventajas y desventajas de esta situación creando debates y aportando distintos puntos de opinión. Nosotros queremos presentar una visión optimista además de añadir la perspectiva de un departamento de recursos humanos.

La tecnología como apoyo y no como enemigo

La evolución de la tecnología está generando cambios tanto en nuestra vida profesional como en la laboral. En cuanto a la parte profesional el debate se centra en si la tecnología crea o destruye puestos de trabajo. Nosotros, como consultora de Recursos Humanos, vivimos el cambio desde dentro y podemos afirmar que son muchos más los puestos de nueva creación que genera la tecnología, que aquellos que deja obsoletos.

El mercado laboral evoluciona a puestos de trabajos más relacionados con la tecnología; por ejemplo, dentro de una cadena de montaje donde se demandaban mucha mano de obra, ahora con la Industria 4.0 poco a poco se ha ido sustituyendo por maquinas que hacen el mismo proceso en menos tiempo. A pesar de que han quedado obsoletos algunos puestos tradicionales, es importante recordar que somos nosotros quienes controlamos a las máquinas y no al contrario. Todas estas máquinas requieren de profesionales que se encargan del diseño, fabricación, producción, mantenimiento, etc.

En realidad la tecnología no genera desempleo sino que ha transformado la demanda laboral. Está de nuestra parte tener una visión positiva, no debemos de temer al futuro ni los cambios que ha traído esta revolución tecnológica. Por el contrario, usar la tecnología como un apoyo, un balancín hacia la motivación y el éxito, adaptando los puestos de trabajo y la formación a la tecnología.

¿Pero estamos preparados para ello? 

Actualicemos la formación profesional

La tecnología avanza a un ritmo más rápido que la formación, situando la oferta formativa del sector educativo un paso por detrás de la demanda de las empresas. Según los datos de la Comisión Europea, el 40% de las empresas no encuentra trabajadores con el perfil adecuado (Fuente: abc.es). Una de las causas de esta situación es la ausencia de asignaturas digitales en la mayor parte de las carreras profesionales, dejando a los nuevos perfiles que salen al mercado sin los conocimientos tecnológicos que demandan las empresas.

La educación debe actualizarse en dos vertientes: la formación en materias digitales y el cambio de mentalidad de los estudiantes enseñándoles que hoy en día el cambio es la única constante. Para que disminuya la brecha entre la demanda de las empresas y la oferta de profesionales, el sistema educativo debe de centrarse tanto en ofrecer competencias técnicas adaptadas a la demanda del mercado laboral, como en una formación emocional que nos inculque que la única forma de estar actualizados es la preparación constante.

El trabajador digital es un reto para las empresas, cada día surgen nuevas tecnologías y metodologías de trabajo a las que debemos adaptarnos. Hoy hablamos de máquinas en la cadena de producción o bien de robots pero dentro de 40 años hablaremos de una nueva innovación que cambie nuevamente las reglas del juego.

¿Pero qué puestos de trabajo trae consigo la industria 4.0?

La visión empresarial 4.0 busca más que nunca aportar valor y ser único para sus clientes y por ello da la misma importancia al perfil soft del candidato que a su grado formativo. Requiere de personas con capacidades interdisciplinares, empáticas y creativas, con la flexibilidad y disposición a formarse constantemente.

Sin duda, los puestos más demandados serán los relacionados con las nuevas tecnologías. Por una parte, el sector industrial requiere una mayor cantidad de perfiles relacionados con la automatización y robótica en plantas de producción. Muy destacables los sectores de automoción, alimentación, maquinaria y electrónica demandarán: Ingenieros especializados en robótica, programadores PLC’s (Programmable Logic Controller, por sus siglas en inglés), tanto como ingenieros de diseño y mecánicos.

En cuanto a las posiciones TIC que ha traído consigo la industria 4.0 encontramos: programadores y desarrolladores de software, en especial, para móviles; en el área de Seguridad aumenta la demanda de expertos en Hacking Ético, Threat Hunters y Analistas de Malware. La inmensa cantidad de datos que manejan hoy las empresas ha creado la necesidad de perfiles especializados en Big Data y Cloud Computing, como: arquitectos de soluciones Spark o Cloudera, y Arquitectos de las 3 tecnologías punteras en cloud (AWS – Amazon, Azure – Microsoft y Bluemix de IBM). Sin olvidar a los expertos de Integración de plataformas, tan buscados por las empresas para poder concurrir todos sus datos en un mismo sistema.

ECB Engineering Firm contamos con reclutadores especializados en la seleción de estos perfiles tan específicos  y profesionales como los nombrados anteriormente. Consulte aquí.

La industria fuerza por si sola tanto a las empresas como a los empleados a que se renueven, de manera que ambas partes tienen que interiorizar lo siguiente: “adaptarnos al cambio constante es sobrevivir”.

 

Vayamos un poco más lejos con el debate presente,                                          

¿Cómo cree que está afectando esta situación a la conciliación de la vida familiar?

 

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies