Big data & Business Intelligence: El futuro ya está aquí

Big data & Business Intelligence: El futuro ya está aquí

Business Intelligence y Big Data, el futuro ya está aquí

Hace dos décadas se pensaba que el desarrollo estaría enfocado fuera del Planeta Tierra, en los viajes a la Luna o la vida en Marte. De niños jugábamos al Space Invaders en esa consola, que para el momento era lo más futurístico y soñábamos con el día en que realmente conquistásemos el espacio exterior. Para entonces nadie se imaginaba que los esfuerzos tecnológicos se concentrarían en las telecomunicaciones y el mundo digital, aquí en nuestro mismo planeta, dejando un poco a un lado a Marte y las ilusiones de conquistar otras galaxias.

El desarrollo digital antes de convertirse en Mario Bros, el protagonista de la historia, solía ser uno entre tantos Koopas hasta que el sector de las telefonías puso su mirada en él. Las telefonías fueron uno de los primeros sectores en reconocer la oportunidad que podía suponer el desarrollo digital, llegando a invertir importantes sumas económicas que impulsaron el desarrollo de nuevas tecnologías y la aparición de nuevas carreras y perfiles profesionales. Poco a poco, el resto de sectores ha ido tomando el ejemplo de las telefonías, adentrándose progresivamente en la revolución digital.

La última gran inversión en IT la encontramos en el sector de la Banca, uno de los más potentes a nivel económico. Los bancos han sido los más reticentes en dar el salto a la era digital, sin embargo, su turno por fin ha llegado y lo ha hecho con una de las mayores inversiones en IT hasta la fecha, lo que ha relanzado el sector y lo ha vuelto a situar en el punto de mira.

Las empresas han visto el partido que pueden sacar de la información que comparten sus clientes, leads y prospectos. Hasta hace pocos años, las entradas de datos con los que contaban las empresas se limitaban, en muchas ocasiones, a una llamada de un call center a algunos clientes o una carta de pascuas en flores recibida en el buzón de sugerencias. Eran muy pocas las oportunidades que se habían creado para una interacción real entre clientes y empresas que les pudieran dar a éstas últimas datos sobre sus clientes. No sabían sus gustos, aficiones, hábitos de compra, necesidades o caprichos.

A día de hoy, comportamientos que consideramos tan automáticos como pinchar en una zona de la pantalla dentro de una página web es un dato relevante para las empresas, pues gracias a esto sabrán donde deben colocar un banner o una oferta, obteniendo así mayores beneficios. Como este, hay millones de entradas de datos que los clientes aportamos a las empresas, la mayoría de veces sin darnos cuenta y sin ningún tipo de esfuerzo, que estas utilizan para analizar sus servicios y realizar mejoras. Esto es el Big Data, cantidades inmanejables de información que hay que captar, segmentar, calcular y analizar para obtener resultados que se puedan traducir en datos tangibles, como por ejemplo qué color nos viene mejor usar en el botón de “Añadir al carrito”.

Bajo este cometido se desarrollan innumerables aplicaciones capaces de entender, procesar y convertir estos datos en hábitos y porcentajes que ayuden a las empresas a realizar mejoras en sus puntos de contacto con el cliente. Es por esto que la mayor parte de la inversión en IT se centra en proyectos de Business Intelligence, cálculo y estadísticas. Esta firme apuesta del mercado por el análisis de la información hace por tanto que las posiciones relacionadas con Big data y Business Intelligence sean las más demandadas.

Indudablemente, las posiciones que tiene un departamento de IT han ido cambiando drásticamente desde aquel momento en que las empresas recibían algunas cartas a hoy en día cuando reciben miles de millones de datos. El sector IT es en el que más se ha notado la aparición de nuevos perfiles en los últimos 10 años.

Actualmente podemos destacar figuras de reciente creación muy demandadas como Developers de BI-Big Data, Data Scientist, quienes programan analizan y pronostican el comportamiento de los mercados; los desarrolladores front end, una parte esencial para el desarrollo de cualquier tecnología; o los Scrum Master, especialistas en la metodología Scrum, una de las más utilizadas para organización de tareas de un proyecto, que facilita la supervisión continua por parte del cliente. Uno de los casos más reciente es el de la figura de DevOps, totalmente desconocida (o al menos no conocida con ese nombre) hasta hace un par de años.

Las áreas principales de mercado y las grandes corporaciones están siendo cada vez más conscientes del enorme potencial que suponen las nuevas tecnologías. El sector IT sigue en su continua evolución, ahora ya acostumbrados a ver el surgimiento de perfiles técnicos completamente nuevos todos los años. A veces hasta podría parecer que el desarrollo tecnológico va a una velocidad mayor de la que podemos seguir, no olvidemos lo que está costando para muchos la digitalización de sus negocios. Aunque no es exactamente el espacio exterior, parece que Mario Bros finalmente está jugando a conquistar la galaxia de las tecnologías y sin salir muy lejos de nuestro planeta estamos siendo los protagonista del Space Invader en la lucha por avanzar en la era digital.

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies